1 perro
13,5€ / noche
2 perros
20€ / noche
3 perros
de 27€ a 30€ / noche
4 perros
de 32€ a 36€ / noche
Transporte
15€ recogida o entrega

Cheniles para perros en Madrid

Deben ser lo suficientemente amplios para que los perros puedan dar varios pasos en una dirección y así hacer ejercicio dentro de ella

Los cheniles o jaulas en una residencia canina serán el hogar de nuestro perro. Deben ser lo suficientemente amplios para que pueda dar varios pasos en una dirección y así hacer ejercicio dentro de ella. No son recomendables los cheniles-box o jaulas-caja en los que el perro está rodeado por tres paredes y solo puede mirar al frente, ya que suelen ser pequeños y como el perro solo puede mirar en una dirección tiende a desarrollar neurosis de animal encerrado.

Tienen que tener una parte interior que le sirva de protección contra el calor y contra el frío. Y que al mismo tiempo sea un refugio donde sentirse protegido del resto de los perros. Las paredes del refugio deben ser de materiales aislantes de la temperatura, pero también contra el ruido. Si las paredes no son robustas se produce el efecto de caja de resonancia, en el que los ladridos de los perros vecinos retumban en el interior intimidándoles.

Es importante que el tejado sea de materiales aislantes, porque si es de chapa, en invierno irradia frío hacia el interior y en verano calor, convirtiéndolo en un horno.

El suelo, debe ser liso y pulido, para que las almohadillas se desgasten lo menos posible. Debe estar ligeramente inclinado para que no se formen charcos que mancharían al perro.

Una parte exterior para que el perro no se sienta encarcelado, desde su chenil debe poder ver lo que ocurre a su alrededor, si solo tiene vista al frente y además a un pasillo, las horas que esté encerrado pasaran lentamente. Un perro que se siente encerrado, se vuelve irascible y ladra compulsivamente a todo lo que ve, se estresa e incluso puede enfermar.

La valla que separa los cheniles debe tener una parte maciza y opaca que evite que los perros se miren a los ojos frente a frente con una valla de por medio. Les encanta desafiarse y se pasarán el día y la noche ladrándose, lo que les altera mucho, les estresa y fomenta su agresividad.

A muchos perros les gusta utilizar la misma cama que en su casa, eso les hace sentir que ese es su sitio, pero a veces retrasa su adaptación. A otros muchos en cambio, les es indiferente tener o no su cama, y en muchos casos escarban sobre ella rompiéndola.

No suelen jugar con los juguetes de casa, salvo que su cuidador interactúe con ellos lanzándoselos etc. No deben ser juguetes que puedan romperse, porque se suelen tragar los trozos. Por ello, no es bueno enviarles los juguetes de casa, los centros caninos tienen sus propios juguetes: nudos de hilo, pelotas macizas, Kong, etc., que además de entretenerlos son muy resistentes y no corren peligro.

Conozca nuestras residencias para animales

Porque no todos los centros son iguales, venga a visitarnos. La mejor residencia canina y felina de Madrid y alrededores.

Redes sociales

Facebook

¡Puede ver fotos de la Granja y su mascota en nuestro facebook!

Contacto

  • Teléfono
    91 874 73 54 / 637 77 08 77
  • Dónde estamos
    Camino Tierra de Agua, 1
    28390 Belmonte de Tajo (Madrid)